Aldedal | Taller de costura | Sybilla vuelve?
Taller de Costura | Al Dedal - Recuperamos el oficio artesano de modista Construimos prendas Desarrollamos muestrarios
taller de costura, moda,
16102
single,single-post,postid-16102,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive

Sybilla vuelve?

sybilla-1

04 Sep Sybilla vuelve?

Deseo, expectación y vivo interés son las sensaciones que despierta este comentario que se repite en los últimos meses.

Hace unos mesess se hizo pública una gran noticia para la moda española y no queríamos dejar pasar la ocasión de comentarlo. Y es que Sybilla, la diseñadora neoyorquina de nacimiento pero madrileña de adopción, que tuvo encandilada a la sociedad española durante dos décadas pero que tiempo después parece haber caído en el olvido, recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

“Me inspira la lucha por materializar un sueño, crear un lenguaje propio y ofrecer algo de mí misma al mundo”.

Sybilla Sorondo, nuestra diseñadora más consagrada en el mundo con permiso del maestro Cristóbal Balenciaga, es tristemente desconocida para una generación que no tuvo el placer de vivir la década de los 80 y a la que, a excepción de alguna fotografía, le es complicado acceder a un legado que, gracias a la mezcla del estilo constructivista, con el diseño industrial y el espíritu de vanguardia, consiguió llegar a Paris, Nueva York y Tokio, dónde la diseñadora estableció sus puntos de venta.

 

sybilla-2

 

En los 90 Sybilla decidió que su moda tenía que llegar más allá del prêt-à-porter y acercarse a todo tipo de mujeres y en 1993 creó en Japón la firma de moda accesible Jocomomola con un aspecto despreocupado y explosivamente colorista, y es que como ella misma admitía en 2002 en una entrevista para Vogue: “Me inspira la lucha por materializar un sueño, crear un lenguaje propio y ofrecer algo de mí misma al mundo”.

Y lo consiguió, ¡vaya si lo consiguió! Materializó su sueño, alcanzó el éxito como pocos lo han conseguido y, por desgracia, tras decidir retirarse para dedicarse a la escultura, su gran pasión, cayó cerca del más absoluto olvido para aquellos que no tuvieron el honor de acompañarla a través de sus diseños en su época dorada.

En 2007 el nombre de Sybilla volvió a las pasarelas en la Semana de la Moda de Paris, esta vez bajo la dirección creativa de Arnauld Maillard, lo que hizo volverá a recordar el nombre de una de las grandes y demostrar que al otro lado de los Pirineos también se sabe hacer moda

Por fin, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte homenajea merecidamente el trabajo de Sybilla y la rescata del olvido rindiendo un justo tributo al estilo atemporal de una diseñadora que traspasó fronteras.

 

Tags: